Del deporte a la moda: más de 50 años de Superstar

¿Qué tanto sabés de las adidas Superstar? Acá te contamos la historia de uno de los modelos más icónicos de la marca

Son un clásico y seguramente tuviste, al menos, un par de adidas Superstar. Lo que probablemente aún no sabías es la historia de uno de los modelos más conocidos y exitosos de la marca que tiene más de 50 años.


Antes que nada, es importante saber qué pasaba en la industria del deporte en la década de 1950. En esta época, todavía no existía una industria de la moda relacionada con el deporte, por lo cual, las zapatillas deportivas eran exclusivamente pensadas para usar en las canchas o pistas de atletismo. En ese entonces, adidas dominaba el mercado en Europa, pero tenía muy poca incidencia en Estados Unidos y, en particular, había un deporte en el que no contaba con presencia: el básquet. 


Hacia 1960 todo iba a cambiar. En plena Olimpiada de Roma, Horst Dasler, hijo del mítico fundador de la marca, comenzó a mirar el básquet con otros ojos y se decidió a hacer la apuesta fuerte. A prueba y error fueron saliendo los primeros modelos, la Supergrip y su versión botita: la Pro Model.


Entonces, retomando el ADN de estos dos modelos y prestando atención a las críticas que fueron haciendo los jugadores de la NBA, llegaron en 1970 las Superstar. Sus características principales, que se mantienen hasta el día de hoy, son la construcción en cuero blanco (a diferencia de la mayoría de las zapas de básquet del momento), las tres tiras contrastadas en negro y la clásica punta de goma conocida como ¨shell toe¨ por su forma de caracol.


El secreto del éxito sostenido a largo plazo se dio con el famoso giro hacia la moda. A mediados de los 80´, ya consolidadas como uno de los modelos más usados del básquet, las Superstar saltaron de las canchas a la calle bajo influencia del Hip Hop. 


El grupo Run DMC fue quien llevó el modelo al primer plano como un ícono del género. En sus recitales hacían referencia a las zapatillas, como por ejemplo, sacándoles los cordones a sus Superstar en homenaje a sus amigos presos, con el tema ¨My adidas¨ que habla del modelo e incitando a los fanáticos a levantar sus zapas en el aire. Todo esto los convirtió en el primer grupo de rap en firmar un contrato millonario con la marca.



El resto es historia. Muchos modelos salieron después, muchas veces se reinventaron y rediseñaron, pero siempre manteniendo su identidad, su famosa silueta. Y si alguien pregunta por qué, simplemente porque son un clásico.